Archive for 31 marzo 2006

El quinto elemento (ó el surrealismo)

marzo 31, 2006

¿Sabéis quiénes son éstos?


Uf, ¡qué ochenteros!

Os daré otra pista:


Unos tíos duros… pero no caigo

¿No?


¡Por el poder de Grayskull!

Bien.
Ahora sentáos.


¿Me da un autógrafo señor Osbourne?

CÓMO FABRICAR UNA COTA DE MALLA

marzo 27, 2006

El briconsejo TLDPTB de hoy trata sobre cómo puedes fabricar tú, con tus propias manos y a base de muchísimo esfuerzo, una cota de malla.

1.Coge unos cuantos clips de la oficina, animo! redondearás tu sueldo con estas pequeñas aportaciones a la economía de tu hogar…

2.Deslía todos y cada uno de ellos hasta que que el dolor de tus yemas no te deje pensar, merecerá la pena el esfuerzo cuando luzcas tu modelo en la próxima alfombra roja. Haz caso a la máxima de tus ancestros: para presumir hay que sufrir .

3.Con las pinzas de depilar y mucha paciencia irás haciendo aretes con tu materia prima, si lo sé, sería más fácil robarle la bisutería a la Jenny de tu barrio, pero oye, nunca dije que fuese fácil.

4.Y así usa tus manitas y tus dientes para cortar ,hay otros métodos, como una sierra de calar, o una cortadora de disco, pero claro yo no me aventuraría aún, recuerda que estás empezando.

5.Poco a poco conseguirás tu propósito, un modelo exclusivo TLDPTB, otras antes que tú lo han logrado. Y tan contentas!

No sé si ir a la feria de Abril o a conquistar Isengard..

BrakeLack Mountain

marzo 18, 2006

¿Otro post sobre los Oscar?Pero bueno, ¡qué es esto!
Pues esto es, ni más ni menos, un post para hablar del perdedor entre perdedores. Y no nos referimos a Ang Lee, no.

Nos referimos, cómo no, a Keanu Reeves.

Estoy segura de que todo el mundo tiene una idea aproximada de lo perdedor que es este tío, pero… retrocedamos en el tiempo para observar su andadura.

Corría el año 1988, y aunque por entonces ya había hecho otras películas, este joven promesa irrumpe en nuestras casas con Las amistades peligrosas.
El papel: el incauto maestro de música Chevalier Darceny se enamora de la presa del conde de Valmont, Cecile de Volanges, interfiriendo en sus planes. Craso error.

La peli me ha encantado. Ya… no, yo tampoco sé quién es. Keanu no se qué.

Unos años más tarde, en el 91 y con un par de pelis más a sus espaldas, nos lo volvimos a encontrar en Mi idaho privado.
El papel: el controvertido e introvertido e invertido hijo del alcalde se hace chapero para rebelarse contra el sistema.

Tía, está buenísimo y hace cine muy indie (es que entonces el término adecuado era ese). Mira, además sale con River Phoenix, creo que son superamigos.

Tras esto, de nuevo lo vimos en Drácula.
El papel: el lelo y amuermado novio de Mina queda a expensas del malvado Conde.

¡Qué flipe tía y qué guapo! sale esta semana en la superpop! un poster gigante! y hace buena pareja con Winona Ryder.

En el 93 nos situamos en el borde de la cuesta, su aspecto físico ya no puede tapar la evidencia. Es cuando “interpreta” al pequeño Budha.

Ya, ya. A mí tampoco me ha gustado mucho y eso, pero sigue estando bueno, ¿no? La verdad es que en la peli tampoco es que… no, claro, no, muy expresivo no es.

Con Speed Keanu se lanza a un nuevo tipo de papel. Ya no va a volver a ser el mojigato de turno, es un tío frío y calculador. La versión de su manager es algo distinta: “quizás este tipo de papeles te vayan bien por tu… por tu… bueno, ya sabes… eeehhh, seguro que te gusta”.

Sí, tía, ¿cómo ha podido caer tan bajo? Además su interpretación… ¡se supone que es una peli de acción, no una partida de póker!

En el 95 ya no convence ni a las treceañeras. Un paseo por las nubes es demasiado incluso para las más fans.

¡Qué si! vamos a verla, venga. ¿Qué de qué va?, te leo “…Cuando la pasión entre ellos se enciende con la mágica sensualidad del rito de la cosecha…”
Tía… al menos sabemos que ha tocado fondo, en teoría sólo puede ir para arriba.

En el 96, como si se tratase de una premonición, interpreta una peli de acción de nombre Reacción en cadena.
Su manager lo ha decidido así después de estar al borde del suicidio: “¡No Keanu! ¡No! no vas a volver a… a… a interpretar… a ningún personaje que se suponga con sentimientos, lo siento”.
Y así pues, se suceden pelis como Pactar con el diablo, Matrix… hasta llegar al año 2001, cuándo lo vemos en Noviembre dulce.

Pfffff… me la he tenido que tragar en el viaje, es lo que ponían en el avión… menos mal que iba en primera y me daban gintonic gratis.

2003 – cuando menos te lo esperas (¡Y tanto!).
El papel: un joven conquistador de mujeres 20 años mayores que él.
El bochorno alcanza cotas inconmensurables y ya da algo más que vergüenza ajena… ya da grima cuando nos enteramos que ambos protagonistas se lían en la vida real durante la película.
Lo peor de todo es que ni así consigue que la gente se emocione. El feeling en pantalla es de 0 sobre 0.

Bueno no se, no me he enterado de mucho, he estado haciendo la lista de la compra mientras acababa la peli.

Hoy en día, suponemos que debió romper con su manager y su carrera carece de coherencia por completo.
Sus películas se mueven entre la acción y la comedia romántica, aunque en su favor diremos que hay una cosa que permanece, algo que le caracteriza y que le hace un actor único:

Mamá, mamá

marzo 15, 2006
I
– ¡Mamá, mamá! ¡En el colegio me dicen orejón!
– Niño! ¿Cuántas veces te he dicho que la mochila se cuelga en los hombros?
Querida, siento decirte que el Soplillo’s style nunca se llevó.
Llegados a este punto, caemos una vez más en el eterno dilema del huevo y la gallina. ¿Tiene esas orejas por usar esos pendientes o usa esos pendientes porque tiene esas orejas? Who knows?
Ays, con lo mona que estás tapadita.