Archive for 28 junio 2006

Los chicos de Alexis: AVENTUREROS INNECESARIOS

junio 28, 2006

Si Aquiles levantara la cabeza y viera a lo que ha quedado reducido el concepto de héroe, probablemente se arrancaria la flecha del talón y se la clavaría entre los ojos.

Hasta hace algunos años, el héroe estaba encarnado por la figura del soldado: el capitán, el general, el veterano: Patton, Montgomery… protagonistas de grandes gestas militares que pasaron a la historia, e inspiraron películas, libros e incluso muñequitos de plástico.

Por desgracia, la ausencia de conflictos que le importen a alguien en esta época ha obligado a la opinión pública internacional a buscar nuevos ídolos cuyas actuaciones emular.

Y aprovechando este vacío de poder, los aventureros se hicieron con los espacios en las paredes de los niños, los forros de las carpetas y los imanes de la nevera.

El pionero: Miguel de la Quadra Salcedo.

Los motivos que impulsaron a este hombre a llevar a más de 1000 niños por Sudamérica todos los veranos los desconocemos. No os riáis. Estas excursiones podrían estar detrás de un proceso tan actual como el de la inmigración.

Sudamérica, resentida por la Ruta Quetzal, planeó durante años en silencio una venganza fria y cruda. No en vano, todos los años se les llenaban los países de niñatos con mochila, bisera fosforitas y camisetas de Banesto. Los niños españoles, deseosos de emular a sus ancestros conquistadores, acabaron emprendiéndola a pedradas con los anfitriones. Incluso les cambiaban la pasta por espejos. Y se ligaban a las txatis.

Fotomontaje. La ciudad y DLQS son incompatibles.
Pero Sudamérica se mantuvo firme. Y apretaba los dientes ante las constantes vejaciones españolas, probablemente planeando ya un éxodo masivo hacia la Madre Patria. Y úna vez aquí hacernos pagar por todos y cada uno de aquellos infernales campamentos de verano.
No bajéis la guardia. Esperan agazapados su oportunidad de darnos pal pelo. Como en el Fuerte Navidad. Pobres de nosotros.

Mientras tanto, Miguel de la Quadra Salcedo seguía obsesionado con una misión hermanadora que nadie le había pedido. No nos tragan. No nos perdonan aquello del descubrimiento. Ni lo de Bisbal, seamos sinceros.

Top 4 de exportaciones de España al continente sudamericano:
1. Los toros.
2. Telefónica y Repsol
3. La Oreja de Van Gogh
4. Los gallegos

El resentimiento es normal. Nosotros queríamos dejarles en paz, para intentar que olvidasen, pero vino el tío este y se empeñó en que nos hiciéramos coleguitas y que le diéramos las gracias por ello.

No sueltes, que todavía está mirando el tío brasas

Pero es difícil hacerle caso a un hombre que siempre lleva buermuda kakhi a medio muslo y sombrero panamá. Y que aspira a parecerse físicamente a Hernán Cortés. Y que a veces come hormigas.

En fin, al grano: Los protagonistas de nuestro post no son plusmarquistas mundiales, ni realizan grandes gestas, ni son salvadores de la patria…

Son individuos que se entregan a empresas absurdas e innecesarias. Que arriesgan su vida por algo que a nadie le importa. Que intentan convencernos (a nosotros y a Red Bull) de lo importante que es que alguien recorra el canal de la Mancha buceando o dé la vuelta al mundo en patinete.

Marchando una ración de aventureros innecesarios:

El lastimoso: David Meca.

Probablemente el más innecesario de todos los aventureros. ¿Qué sentido tiene que un hombre nade indefinidamente en línea recta? ¿Para qué queremos cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado con lo bien que se va en ferry?

David Meca nunca mais

Como los retos que se propone resultan soporíferos al público en general, se ve obligado a aderezarlos con dificultades extra. Y así, finge que se ahoga, que le dan espasmos, que le ha picado una medusa… Se pone obstáculos (un barco guía que no funciona, comida caducada…) consiguiendo simultáneamente la atención del público (morboso por naturaleza) y dar pena a los patrocinadores. Y por si su “acting” no convencía en este último objetivo, se apunta a “Mira quien baila”, que más penoso que eso no hay nada.

El que va contracorriente: Álvaro de Marichalar.

Mmmmm. Vamos a ver, Álvaro. ¿En serio crees que eres el primero al que se le ha ocurrido lo de la moto acuática? ¿Crees que somos tontos? ¿Es que no te das cuenta de que en barco o avión uno se cansa menos?
En cualquier caso, elogiamos el que hayas sido capaz de darte cuenta tú solito de que era mejor en moto que en pedaleta…

Él resarce al deporte español de los fracasos futbolísticos

Abanderado de un proyecto que no ha sido bien entendido por los medios de masas, Álvaro insiste en la aplicación de una lógica inversa en el tema de los desplazamientos. Una voluntaria regresión en materia logística. Su lema: el mismo que el de la DGT, “lo importante es llegar”.
 

El aveturero por antonomasia: Kitín Muñoz 

Este es nuestro favorito, porque no da el coñazo. Y porque es el único que se autodefine “aventurero”. Con un par.

Kitín Muñoz no da la brasa. De hecho, he tenido que llamar al capitán Google para conocer sus “hazañas” más en profundidad.

Kitin recorre los mares en embarcaciones aborígenes
(y esto no es otro de esos pies de foto graciosetes)

¿Cómo tipificará Kitín Muñoz su profesión en la declaración de la renta? ¿Qué está escrito exactamente en sus tarjetas de visita? ¿Para ser aventurero hay que estar dado de alta como autónomo?

Por si el negocio aventurero no le fuese bien (en España las grandes Empresas lo tienen muy jodido, ya se sabe), Kitin se ha casado con la hija del Rey-Primer Ministro de Bulgaria

(Kalina de Bulgaria). Ya saben los grandes expertos lo importante que es diversificar.

Bueno amiguitos. Ya lo sabéis. Si un buen día, mientras mordisqueáis una tostada decidís que el mundo necesita que un hombre recorra la Muralla China haciendo el Moonwalker, no lo dudéis. Avisadnos a nosotras antes que a J.J. Santos. Para TLDPTB informó Alexis C.

Los vecinos del 2ºB

junio 23, 2006

Un momento Alexis… ¿qué es aquello?
¡Una alfombra roja! El deber nos llama.

Y así fue como la unidad móvil de TLDPTB se personó en el increíble evento que habría de ocurrir un domingo cualquiera a la 1.00 de la madrugada en la Gran Vía madrileña.

Lo primero que hicimos fue preguntarle a los cámaras en el andamio móvil colocado para la ocasión. La respuesta fue corta y directa:

¿Quién va a venir?
Hugh Grant.
Nos quedamos.

Tras la alegría de conseguir una primicia así, aún nos estábamos preguntando qué haría Hugh Grant en un musical protagonizado por Paloma Sanbasilio cuando empezamos a observar a nuestro alrededor.
Hubo 2 cosas que llamaron poderosamente nuestra atención:

1. El gran poder de convocatoria de Hugo Grant. Di su nombre 3 veces y te aparecen como mínimo 3 personas y un perro lazarillo.

2.La heterogeneidad de aquella muchedumbre. Nunca pensamos que Hugh John Mungo Grant hubiese gustado tanto en el diario de Bridget Jones.

De repente… por fín! una limusina.

Los presentes que conocen a Hugo Grant y aquellos que saben pronunciarlo corean su nombre. Nosotras negociamos con un sexagenario nuestra privilegiada segunda fila (de tres).

Se abre la puerta y baja… un técnico de sonido.

El gentío queda estático, nosotras boquiabiertas y entonces… el tiempo se para a nuestro alrededor cuando oímos la voz de una señora que jalea:

¡La próxima tenéis que aplaudir más! ¿Vale?
¡Un poco más de energía para la próxima! ¿Entendido?

Nos miramos atónitas.

Bien, de acuerdo… Hugh Grant es un fracasado, ¿dónde están los bocatas y la cocacola? De hecho, ¿cómo no nos hemos dado cuenta antes? Las pistas eran claras.


Miembros del club de fans de Hugo Grant en primera fila


Los fans de Hugo Grant, en un ataque de euforia han doblado la señal.

Aún estábamos mirándonos a los ojos cuando el empujón de un técnico enloquecido recogiendo cable nos devuelve a la realidad. ¡Un fuerte ruido! y el andamio con una cámara desaparece por la calle de detrás al más puro estilo “escóndete aquí por ahora, volveré a por tí, te lo prometo”. No han pasado en total ni cinco minutos y ahí llega de nuevo la limusina negra.

Parece que ahora va en serio, la gente aplaude con más energía. Claro, hay que ganarse la merienda.Se abre la puerta y aparece un hombre con un traje negro.
¡Hugh!

Un momento… ¿por qué lleva gafas de sol? ¿otra excentricidad de estrella del celuloide?
No, espera… Hugo Grant no lleva ese tupé. Rayos y centellas. No es Hugh.

Todo el mundo sabe lo que es un musical: un mundo paralelo en el que los protagonistas tiene la suerte de que todas las frases que pronuncian rimen y además tengan música. En el que las masas hablan cantando al unísono y se mueven a la vez.
En el que el argumento tiene la enjundia de una sopa de sobre.
Vamos, que o le ponen decorados y efectos que den el pego o más te hubiera valido invertir los 30 euros en Gescartera.

La pregunta era obligada… ¿Qué coño viene a ver Serafín Zubiri a un musical?

Pero cuando ya creíamos haberlo visto todo… aparecen en una sucesión infernal y de la misma limusina Goyo González, Carla Hidalgo, Carmen Conesa… y… Beatriz Luengo que al grito de ¡Lolaaaaaaaaaaaaa! se giró muy contenta y nos miró pensando que al menos había algún fan en aquel sórdido espectáculo organizado por su manager común.

TLDPTB ha sido víctima de una estafa que deja a Forum Filatélico a la altura de broma de patio de colegio.

Finalmente aquella señora, con un grito sólo concebible en un tipo de animal alado típico del Valle de Tiermes, nos quitó las palabras de la boca:
¡Vale!Hemos terminado, muchas gracias.

Lindsay vs TLDPTB: round 2

junio 18, 2006

 

Que os jodan! Muerte al denim! Que viva el Albal!

Caca, Lindsay, caca

junio 16, 2006

En un intento más por convertirse en el centro del universo, Lindsay Lohan ha pensado que si ahora lo que mola es el Trashy (concepto debidamente analizado en el anterior post), su obligación como egocéntrica compulsiva es llevarlo a las máximas consecuencias.
Si el resto de las celebrities decide vestirse como si se hubieran despeñado por un barranco, o hubieran salido corriendo de una casa en llamas… Ahora que los gurús del estilo rebuscan en los armarios de sus empleadas del hogar… Cuando el concepto tendencia reside al fondo de un vertedero…
Lindsay lo desborda:

Sale a la calle con una bolsa de basura. Brillante.

 

Bien hecho, Lindsay. Veamos lo que tarda Paris en salir vestida de contenedor de vidrio.