Archive for 30 enero 2007

Hagas lo que hagas…

enero 30, 2007

Veréis, tengo que confesar que a veces me siento como una mierda por lo que hacemos aquí. Todo esto de meternos con las famosas… no sé, creo que a veces nos pasamos, no? Quiero decir que ser famosa es bastante duro ya de por si, como para que encima haya gente así, gente mala que se mete con ellas, como hacemos nosotras. Las famosas tienen muchísima presión encima con todos esos periodistas persiguiéndolas y esas entrevistas tan complicadas que les hacen las revistas (que qué diseñador voy a elegir para el traje que llevaré en los Oscars? Tía, yo qué sé, déjame en paz). Aparte, incluso algunas de ellas trabajan. Y después, en vez de irse a casa a poner una lavadora, tienen que ir a todas esas fiestas y estrenos… Y encima, como allí todo el mundo invita a coca, pues una al final se hace un lío, se acaba metiendo lo que no es… Y se termina yendo a un estreno en bragas.

“Sienna, cari, quieta ahí, que se te ha olvidado ponerte la falda!”
“Vaya, quién me iba a decir a mí que este abrigo podría pasar desapercibido…”

son sólo 20 minutos…

enero 19, 2007

Bien, de acuerdo… nos lo publicáis tarde. Pero se puede saber, por Nerón y Torquemada, ¿quién demonios es Tía Petubia?

Vótanos por tu bien

PETIT “ROBO” NOIR

enero 18, 2007

Según todas las revistas-programas-comentaristas de moda del universo conocido, existe un super poder más grande que todas las cosas, y aquél que lo posea será recordado por los siglos de los siglos y encumbrado a lo más alto, se trata del dominio profundo de aquello que llaman “El Fondo de Armario” (desde ahora FDA).

A unos pocos privilegiados y a Tamara Falcó este poder les es innato, y el resto se tienen que conformar con libros como “Se nace estilosa y a mi me ha tocado serlo” o “Mi príncipe no destiñe, supongo que otros sí” ambos de Carla Royo-Villanova. De ahí, de la tele, y de la conversación de al lado en el metro podemos hacer un refrito cercano a ese goloso dominio, e interiorizar uno de los dogmas claves del FDA del que vamos a hablar hoy:

“Little black dress, Petite robe noire, el negro es tu color”

Bien, está claro que las revistas de tendencias y el mundo en general te obligan por huevos a tener un vestido negro en el armario, ¿por qué? Porque siempre apaña que diría mi madre, en cierto modo una puede estar de acuerdo por varias razones:

1. el negro adelgaza

2. lo gótico está de moda

3. el negro adelgaza

Pero esto no quiere decir que sirva CUALQUIER vestido negro y ésta es una de las cosas de las que nunca te avisan las revistas, hay pobres niñas inocentes que se dejan engañar por lo que dice el vogue, y luego pasa lo que pasa….

CAMERON DIAZ “la chica badajo”

Muy bonito guapa, muy conseguido, lo de que te haga juego con el pelo me refiero, en cuanto al resto, ya te llamaremos para misa de 12.

JESSICA SIMPSON “todo en bandeja”

Fenomenal, ésta también va a misa, sólo un problema, Jessy cariño, asegúrate de salir bien vestida de casa, vuelve otra vez y bájate la cinturilla a su sitio.

TORI SPELLING “sin desperdicio”

Sé que a éstas alturas todo el mundo está pensando en ese engendro hecho tela y strass pero yo voto por una palmadita en la espalda de Tori que ha sabido bien como hacer de sus raíces fondo de armario.

A partir de aquí la degeneración absoluta del Little black dress:

COURTNEY LOVE “la borracha”

La viuda del grunge en todo su esplendor, su difunto ya lo hizo moda, pelo grasiento y ropa interior de la basura. Totally Seattle.

SIENA MILLER “la vagabunda”

Horror por capas, con sombrero, serpiente, correaje y bridas…. camiseta cortada, sujetador blanco, sujetador negro.. no le falta detalle. Al menos la falda parece mullida para tumbarse en los cartones. Un momento esa falda me suena, uhmmm vaya, ya recuerdo, esta mañana, 29,90 €, Zara.

OLSEN SISTER “la desequilibrada”

En realidad también podría ser la borracha, o la vagabunda, creo que lo dejo al gusto del consumidor….

EL SOPOR DE LOS INGLESES

enero 16, 2007

Llega el mediodía del sábado y no sabes qué película ver… lo único que deseas es que cumpla lo antes posible con su misión: dormirte. Esta vez La Madrastra y yo hemos acertado de lleno. Ella ha sucumbido al sueño en el minuto 4 y yo he decidido aguantar para poder escribir este post.

Ingredientes de una peli apta para sábados y/o domingos de resaca:

– Director que es actor de cine comercial y que pretende hacer cine independiente (de ese raro). El mix nunca defrauda.


“Ozú, creo que me he equivocao, este no es el traje típico inglés, no?”

Actores semi desconocidos:


“Esta es la mía, seguro que Botero me ficha”


“Mi madre no es Paz Padilla, mi madre no es Paz Padilla, mi madre no es Paz Padilla”


“Manolo, pon buena cara que esto lo va a ver el espilber”

Un par de actorazos:

1. Un súper ídolo de masas (en este caso, Fran Pereza que hace de intelectualoide sociópata)


Pa que veáis q no me encasillo, “uno más uno son sieteeee”

2. Una vieja gloria que echa un polvo con el protagonista y nos enseña tetas + culo (como a Victoria Abril la bossa nova no le dio para optar al Grammy, le pidió a Antonio que por favor la relanzara en el cine español con un papel que le diera un Razzie).


“¿A que me parezco a la obregón?”


“Ahhhhhhggg que tienes 24 años?? Yo pensaba que tenías 18! Un polvo y a la calle”

– Acento andaluz cerrao, cerrao cerrao, para que no entiendas la mitad de los diálogos

– Hablando de diálogos: cuantos menos, mejor que mejor y si los 4 que hay son entre susurros, chapó! (cuánto daño hizo Alatriste)

– Cámara lenta, fundidos, imágenes quemadas en plan “Lucía y el sexo”, superposición de planos, blanco y negro… todo lo que haga que la cabeza del espectador se ponga como un bombo funciona.


Compartiendo habitación con La Divina Comedia…

– Música: qué decir de la música… parece que Banderas prometió a todos sus amigolos incluir alguna canción suya en la peli… hay más canciones que diálogos.

– Silencios (a lo Sophia Coppola), qué gran invento, el silencio uhhhhhh, como los de Balay… qué cabezadas más buenas te hacen dar!

Una vez más, desde el departamento audiovisual de TLDPTB recomendamos que os ahorréis la entrada del cine y hagáis uso de La Mula.