Archive for the ‘Encantadas de habernos conocido’ Category

Let me entertain you

noviembre 5, 2007

Ésta mujer tiene el poder de dejarme sin habla, y cualquiera que me haya pedido la hora sabe lo difícil que eso puede llegar a ser. Personalmente evito las fotos de Vicky como evito los programas de cirugía en directo, es decir, ¿por qué tengo que ver yo algo que hace que me lloren los ojos, tener náuseas y casi ahogarme con el cojín del sofá? Ella me provoca eso, y mucho más.

Sin embargo, fijemos la vista en el anterior documento, antes de quedaros ciegos al observar a Victoria, engalanada con la esponja de exfoliarse el trasero, seguro que todos os habéis planteado, ¿qué coño hacía esta mujer en un parque de esa guisa?

a) El parque es la única zona verde cercana a la tasca donde Posh se ponía tibia a pintas en las fiestas de su pueblo británico de toda la vida, y como había cola en el baño del pub, le tocó buscarse la vida y echar un pis donde buenamente pudo, disimulando superbien, eso sí.

b) Jugaba al escondite (inglés, claro) con sus 250 hijos en el jardín de su casa, y mientras tanto ensayaba la cara de poker por si la prensa le preguntaba por la última infidelidad de David.

c) Forma parte de una iniciativa desinteresada y con fines no lucrativos para la asociación Apadrine a un Mimo, y como oyó hablar a Katie y a Tom del método Stanislavski o nosequé, ha decidido pasar cinco minutos enteros quieta como una momia hasta que le echen 5 céntimos de euro.

d) Intenta pasar desapercibida disfrazada de geranio para no tener que saludar a la madre que la parió, que a su vez disimula mirando un seto para no tener que volver a dirigirle la palabra a semejante engendro. Cría cuervos.

Bienvenida, Reina Bavmorda.

junio 5, 2007

Estimados amigos y resto de lectores, tengo el placer de anunciaros la incorporación de una nueva miembro a este humilde cónclave del mal. La razón es que éramos ocho y ocho es un número francamente feo, con unas rimas vulgares y muy manidas. Ahora seremos nueve. Sí, exactamente, como los nueve mares, las nueve maravillas del mundo y los nueve jinetes del apocalipsis. Ya lo dice la Biblia al revés (que es como la leen los auténticos satánicos), 999, el número de la Bestia.

Así que os presento a la Reina Bavmorda (si no sabéis quién es, id corriendo a google, pero no os quedéis ahí parados, inútiles!), la más distinguida compañía de la que probablemente jamás tengáis el placer de disfrutar. Lamentablemente, carece de dibujo provisionalmente, puesto que uno de nuestros lacayos (lacayo desde el cariño) está trabajando en un diseño nuevo, o eso tengo entendido.

Sin más, os animo a que la leáis con cuidado porque su prosa no podría ser más incisiva ni aunque os clavase su pluma en la yugular.

Un aplauso!!

Fashion Police Special Members

abril 12, 2007

Atención, tenemos un fan. Y nos obsequia con bonitos presentes traídos de lejanas tierras, ¿por qué? porque la gente es maja, y porque nos viene como anillo al dedo…

gracias caballero.

son sólo 20 minutos…

enero 19, 2007

Bien, de acuerdo… nos lo publicáis tarde. Pero se puede saber, por Nerón y Torquemada, ¿quién demonios es Tía Petubia?

Vótanos por tu bien