Archive for the ‘Hijos de un dios menor’ Category

Corte limpio en la Oreja

noviembre 20, 2007

Si todo periodista tiene en mente una noticia que le encantaría publicar, todo ciudadano de a pie debería tener derecho a una noticia que está deseando que le cuenten. Y vive Dios que, al menos en mi caso, ese día ha llegado. Y en una semana en que la puja era dura, con Marichalar haciendo las maletas del domicilio conyugal, Melendi deshaciendo las maletas en Barajas y el Rey sacando su vena Chanante, siete palabras se han colocado por auténtico golpe de fuerza en lo alto de mi short list del éxtasis informativo:

LA OREJA DE VAN GOGH SE SEPARA

Adivinad quién se lo monta por libre

Y la noticia viene -¿casualmente?- confirmada en un día, el 20-N, en que las fuerzas del orden se mantienen en alerta ante la posibilidad de disturbios en las principales ciudades de nuestro país. ¿Querrán LOVG erigirse como un símbolo de la ideología de extrema derecha o simplemente temían que su separación no generase suficientes manifestaciones de protesta?

A juzgar por el modo elegido para anunciar su ruptura, creemos, sin embargo, que lo que LOVG pretenden es formar parte de ese pequeño grupo de elegidos que pasan a la posteridad como integrantes de la aristocracia de la música: a sus majestades los Rollings, al Duque, al Príncipe de Minneapolis, a Jackson, el rey del pop y al indiscutible rey, Elvis, se unen ahora LOVG. Pero no por sus méritos musicales, sino por confirmar su ruptura como manda el protocolo de Zarzuela: con un comunicado. Bueno, un híbrido entre un comunicado real y una carta de amenazas:

Por nuestra parte, en La Oreja de Van Gogh aún sentimos que nos quedan muchísimas canciones por escribir. Tanto es así que ya estamos componiendo, con la pasión de siempre, un nuevo disco que esperamos tener listo a lo largo de 2008.

Pablo, Álvaro, Haritz y Xabi (Sin la Oreja)

En TLDPTB sólo esperamos que esta separación sea definitiva e inapelable, y que este grupo que quizá nunca debió existir no pase a engrosar la lista de grupos que jamás-debieron-existir-y-mucho-menos-volver-a-juntarse, capitaneados por los insoportables CELTAS CORTOS, y seguidos muy de cerca por los HOMBRES G. Pero ese es un post que me guardo en la manga.

Aunemos esfuerzos o imágenes como ésta podrían volver a repetirse.

Rough Disney

agosto 21, 2007

Ella, que fue la encargada de que el “color neutro” desapareciese para siempre del espectro visible.

Ella, que donde los demás veían simples siluetas, fue capaz de ver inagotables espacios donde dar rienda suelta a su frenesí creador.

Ella, que fue la que verdaderamente inventó una nueva forma de representar la realidad conocida, porque aquello del cubismo no se entendía nada y molan mucho más los corazones que los violines y las pipas.

Ella, que le dió una vuelta de tuerca a la expresión “color político”.

Que es abanderada de una noble causa, por la que lucha día a día, con cada una de sus obras:

La erradicación definitiva del concepto VERGÜENZA AJENA.

Ella, la ha vuelto a preparar.

Walt, es hora de enchufar el secador.

Valentino de Vendetta.

agosto 7, 2007

No hay que desesperar. Si estás a punto de cumplir los 25 y tu sueño de convertirte en musa de las tendencias no se ha cumplido, siempre hay una serie de pautas que ayudan a convencer al resto del mundo de que lo eres. Basta con soltar la liebre en los canales adecuados: convéncete a ti misma y convencerás al mundo. Y recuerda, chata, por más que tus fotos de familia digan lo contrario “TU NO ERES UNA CHONI”, “TU NO ERES UNA CHONI”.

1. Empieza por convencer a tu propia mascota de que tu gusto para elegir complementos no tiene parangón. Si no se da cuenta solo, recuerda lo útil que puede resultar un buen frote de bacon sobre tus botas. Puede parecer una tontería, pero lo que ahora necesitas es sentirte apoyada en tu propia casa.

2. Ahora que ya tienes las pilas de tu autoestima recargadas, prosigue convencenciendo a los de tu barrio de que GLAMOUR no es otra cosa que el acrónimo de Grandes Lapsus de Autoestima Mojados con Odiosos Uniformes de Ramera.

“Sienna, tronga, tú si que tienes G.L.A.M.O.U.R. a punta pala”

3. No será dificil convencer a un novio que piensa que entradas y raya a la izquierda son conceptos compatibles de que ESTILO y tú sois la misma cosa.

Si se resiste recuérdale que mientras tus gafas estén cerca nadie se fijará en que empieza a vérsele el cartón.

4. Alíate con algún gurú del estilo de los ’90 que se encargue de borrar cualquier prueba de que Twiggy, Jackie O., Edie Sedgwick o el hombre Marlboro alguna vez existieron.

Tom Ford: “Sienna, eso de fumar que se te ha ocurrido es la mar de original”

S.Miller: “¿Y no te parece LA BOMBA lo de cruzar la pierna al sentarme?

5. Incluso apurando mucho me atrevo a asegurar que, con los complementos adecuados, serías capaz de dársela con queso a una nación entera.

“Oye, un momento. ¿No sería GENIAL que le pusiéseis estos colores a vuestra bandera?”

Pero me da en la nariz, Sienna querida, que has tocado hueso. Que a nosotras no nos la dabas con queso yo lo tenía clarísimo. Llevábamos años intentando quitarte la careta. Pero cuando oí que Valentino te había escogido para ser su musa en el 45 aniversario en la moda supe que ese viejo zorro tramaba algo. Y te la ha liado parda, pájara…

“Hummmm, bueno, yo también me quede algo sorprendida, pero, ya se sabe,
este hombre es un genio, un visionario…”

“Ja,ja,ja… Este Valentino, qué guasón… Ponerme este saco… qué chispa tiene el jodío…”

Momento exacto en que Sienna se percata de la emboscada que le
ha tendido el italiano.
“¿De qué coño te ríes? Ayúdame a quitarme ésto, merluzo”

Un piacere….

Soneto makineto

mayo 17, 2007

.

.

.

.

Camino del gimnasio siempre atento.
Cabeza gacha, mirada sombría,
así soy yo, un macho con hombría
y el full contact mi único sustento.

Desprendo de todo salvo alegría.
Protector, pantalones; mi convento.
Y bañado en sudor un sentimiento,
el careto a todos os partiría.

Cabeza al cero, y de mohicano cresta
que Satán de negro me mandó teñir.
Estáis a mi merced, verlo no cuesta.

¿Doy miedo? No te querríamos mentir
pero tener ese aspecto… apesta;
olor, sudor, pies. Única opción: huir.

.