Archive for the ‘Menos mal que yo las pelis me las bajo’ Category

300 (sin spoiler)

abril 14, 2007

Esparta es un sitio complicado donde no se andan con chiquitas. El clásico sitio donde para qué te van a saludar si te pueden dar dos hostias. De hecho, de esa región griega, Laconia, proviene la palabra “lacónico”, hombre de pocas palabras, vamos, que donde esté un buen guantazo que se quite lo demás.
No es extraño, si consideramos que tenían que tratar con los atenienses, los más brasas de la Antigüedad Clásica. Como se te enganchase un ateniense y empezase a hablar podías despedirte de la guerra.

Así, los espartanos debieron aprender a contrarrestar las interminables charlas metafíscas de sus oponentes con una buena dosis de “cerita”.

Bueno, con este percal se presentan unos persas que, por toda la cara, quieren que Esparta se someta a su rey, Xerxes, que es como Billy Zane con un montón de bisutería por encima.

Lo más sorprendente es que en lugar de llamar a Billy Zane para el papel y ahorrarse un presupuesto en maquillaje, se les ocurriese que era mejor empezar de cero y desgraciar a este pobre chico. Imperdonable

Bueno. Pues los emisarios persas vienen muy educadamente a decirles que se sometan, y los espartanos en lugar de dar amablemente las gracias y declinar la oferta, deciden que lo mejor es tirarlos a un pozo. Y ya está el lío preparado.

Hay ya poco que no se haya dicho de “300”, pero en TLDPTB queríamos hacer una pequeña reseña:

Cuando una mujer va a un “boys”, cuando chilla antes de que el último trocito de tela de un stripper caiga de su cuerpo, cuando queda con sus amigas para ver Mister España.. LO HACE POR FOLKLORE. Desengañaos. A las mujeres no nos excita el mostramiento zafio e injustificado de la carne masculina.

    Pero.. Un sudoroso soldado, que usa su propia piel como armadura, cuyos músculos son herencia de múltiples batallas. Unos planos cerrados sobre dorsales lanzando flechas, tulgentes biceps sujetando escudos, gruesos muslos recubiertos de sudor y tierra…  

    ESO, ESO ES OTRA COSA

    Y si a esto le añades la inesperada pero grata sopresa de que eso que los espartanos tienen entre el cuello y la pelvis no sea una prótesis de silicona, ni tan siquiera un truco de 3D…
     

    Sólo quedaría decir que además de una increíble película, en trama y en su ejecución,” 300″ vendría a ser el equivalente a esas revistas guarrillas que os compráis los tíos.

    Despreocúpate si tu chica va a una despedida de soltera. Estate tranquilo si compra el calendario de bomberos 2008. Pero si yo fuera tú no me quedaría dormido tan tranquilo la próxima vez que repongan “Ben-Hur”.

EL SOPOR DE LOS INGLESES

enero 16, 2007

Llega el mediodía del sábado y no sabes qué película ver… lo único que deseas es que cumpla lo antes posible con su misión: dormirte. Esta vez La Madrastra y yo hemos acertado de lleno. Ella ha sucumbido al sueño en el minuto 4 y yo he decidido aguantar para poder escribir este post.

Ingredientes de una peli apta para sábados y/o domingos de resaca:

– Director que es actor de cine comercial y que pretende hacer cine independiente (de ese raro). El mix nunca defrauda.


“Ozú, creo que me he equivocao, este no es el traje típico inglés, no?”

Actores semi desconocidos:


“Esta es la mía, seguro que Botero me ficha”


“Mi madre no es Paz Padilla, mi madre no es Paz Padilla, mi madre no es Paz Padilla”


“Manolo, pon buena cara que esto lo va a ver el espilber”

Un par de actorazos:

1. Un súper ídolo de masas (en este caso, Fran Pereza que hace de intelectualoide sociópata)


Pa que veáis q no me encasillo, “uno más uno son sieteeee”

2. Una vieja gloria que echa un polvo con el protagonista y nos enseña tetas + culo (como a Victoria Abril la bossa nova no le dio para optar al Grammy, le pidió a Antonio que por favor la relanzara en el cine español con un papel que le diera un Razzie).


“¿A que me parezco a la obregón?”


“Ahhhhhhggg que tienes 24 años?? Yo pensaba que tenías 18! Un polvo y a la calle”

– Acento andaluz cerrao, cerrao cerrao, para que no entiendas la mitad de los diálogos

– Hablando de diálogos: cuantos menos, mejor que mejor y si los 4 que hay son entre susurros, chapó! (cuánto daño hizo Alatriste)

– Cámara lenta, fundidos, imágenes quemadas en plan “Lucía y el sexo”, superposición de planos, blanco y negro… todo lo que haga que la cabeza del espectador se ponga como un bombo funciona.


Compartiendo habitación con La Divina Comedia…

– Música: qué decir de la música… parece que Banderas prometió a todos sus amigolos incluir alguna canción suya en la peli… hay más canciones que diálogos.

– Silencios (a lo Sophia Coppola), qué gran invento, el silencio uhhhhhh, como los de Balay… qué cabezadas más buenas te hacen dar!

Una vez más, desde el departamento audiovisual de TLDPTB recomendamos que os ahorréis la entrada del cine y hagáis uso de La Mula.

EL CAPITÁN-TAN

septiembre 8, 2006

“Tía, lo que pasa es que en España somos unos acomplejados y todo lo que hacemos en casa nos parece un bodrio, seguramente si Alatriste fuese americana estaríamos encantados”

Seguro.

Sólo en otra ocasión he tenido la sensación al salir del cine de haber visto alta comedia, sin que la película en cuestión tuviese esas pretensiones, la película era El reino de los cielos, era aventura, y desde luego, no pretendía que estuviésemos meses descojonadas de la risa. En su momento, mantuvimos la crítica en la más estricta intimidad, dándole una oportunidad al cine de héroes, guerras y espadas, porque oye, no siempre tiene una tanta suerte, y a veces, las superproducciones las hacen bien. Estaba claro que estábamos viviendo en tiempo de descuento, porque de repente al cine español le dio por romper el cerdito y con eso y cuatro duros que les prestó Ramoncín de las arcas de la SGAE se montaron un siglo de oro de lo más mono en Úbeda.

la m con la a.jpg

Era la aventura más esperada en España desde que David Meca cruzó a nado el estrecho, todo el mundo al cine de la mano, tan contentos, contando los minutos para ver ese planazo de sombrero volador mordiendo polvo. ¿Lo has visto en el trailer? Pues recuérdalo bien porque es el plano más emocionante de la peli.

no me llores.jpg

Nosecuántos millones, nosecuántos extras, nosecuántos nosecuales… todo a lo grande! pero van y olvidan pagarle el sueldo al montador. Hay que joderse, la venganza ha sido magna, después de muchas horas en el cuarto oscuro relegado al ostracismo, el hombre, harto de ser el último mono del equipo y cansado de que nadie le conociese en las fiestas, se guardó las secuencias clave de la película en el bolsillo de los vaqueros y silbando bajito se fue a su casa. Buena la lió, sin coherencia y sin un hilo argumental claro, al final Agustín Diáz Yanes (a.k.a Tano como le llaman los amigotes) tuvo que conformarse con el resumen de los 5 libros que se hizo en medio folio, y las tomas falsas de Viggo ensayando bajito el castellano puro antes de ir al logopeda.

pañuelo.jpg

Qué interesante hubiera sido una saga, y qué productivo para el cine español, al menos hubieran tenido sitio en la peli los pocos actores españoles a los que el sorteo de cameos dejó fuera , La Sole no estaría tan celosa de Paco y Carlota, y a Unax no se le hubiera pegado tanto al jubón ese tufillo a Skywalker de Castilla.

dire.jpg

En definitiva, TLDPTB no puede dejar de recomendar la película que ganará el próximo Goya al mejor diseño de vestuario, mejor dirección de bodegones, mejor videoclip y mejor vergüenza nacional, internacional y estratosférica.

reverte.jpg

Vayan señores, que no les hable de ello el vecino, quizá tengan suerte y la mejor secuencia de acción que presencien sea el amigo de butaca derramándose la coca-cola encima de los pantalones.

A Ray Loriga. (Parafraseando en la dedicatoria a mi amigo Tano)

BrakeLack Mountain

marzo 18, 2006

¿Otro post sobre los Oscar?Pero bueno, ¡qué es esto!
Pues esto es, ni más ni menos, un post para hablar del perdedor entre perdedores. Y no nos referimos a Ang Lee, no.

Nos referimos, cómo no, a Keanu Reeves.

Estoy segura de que todo el mundo tiene una idea aproximada de lo perdedor que es este tío, pero… retrocedamos en el tiempo para observar su andadura.

Corría el año 1988, y aunque por entonces ya había hecho otras películas, este joven promesa irrumpe en nuestras casas con Las amistades peligrosas.
El papel: el incauto maestro de música Chevalier Darceny se enamora de la presa del conde de Valmont, Cecile de Volanges, interfiriendo en sus planes. Craso error.

La peli me ha encantado. Ya… no, yo tampoco sé quién es. Keanu no se qué.

Unos años más tarde, en el 91 y con un par de pelis más a sus espaldas, nos lo volvimos a encontrar en Mi idaho privado.
El papel: el controvertido e introvertido e invertido hijo del alcalde se hace chapero para rebelarse contra el sistema.

Tía, está buenísimo y hace cine muy indie (es que entonces el término adecuado era ese). Mira, además sale con River Phoenix, creo que son superamigos.

Tras esto, de nuevo lo vimos en Drácula.
El papel: el lelo y amuermado novio de Mina queda a expensas del malvado Conde.

¡Qué flipe tía y qué guapo! sale esta semana en la superpop! un poster gigante! y hace buena pareja con Winona Ryder.

En el 93 nos situamos en el borde de la cuesta, su aspecto físico ya no puede tapar la evidencia. Es cuando “interpreta” al pequeño Budha.

Ya, ya. A mí tampoco me ha gustado mucho y eso, pero sigue estando bueno, ¿no? La verdad es que en la peli tampoco es que… no, claro, no, muy expresivo no es.

Con Speed Keanu se lanza a un nuevo tipo de papel. Ya no va a volver a ser el mojigato de turno, es un tío frío y calculador. La versión de su manager es algo distinta: “quizás este tipo de papeles te vayan bien por tu… por tu… bueno, ya sabes… eeehhh, seguro que te gusta”.

Sí, tía, ¿cómo ha podido caer tan bajo? Además su interpretación… ¡se supone que es una peli de acción, no una partida de póker!

En el 95 ya no convence ni a las treceañeras. Un paseo por las nubes es demasiado incluso para las más fans.

¡Qué si! vamos a verla, venga. ¿Qué de qué va?, te leo “…Cuando la pasión entre ellos se enciende con la mágica sensualidad del rito de la cosecha…”
Tía… al menos sabemos que ha tocado fondo, en teoría sólo puede ir para arriba.

En el 96, como si se tratase de una premonición, interpreta una peli de acción de nombre Reacción en cadena.
Su manager lo ha decidido así después de estar al borde del suicidio: “¡No Keanu! ¡No! no vas a volver a… a… a interpretar… a ningún personaje que se suponga con sentimientos, lo siento”.
Y así pues, se suceden pelis como Pactar con el diablo, Matrix… hasta llegar al año 2001, cuándo lo vemos en Noviembre dulce.

Pfffff… me la he tenido que tragar en el viaje, es lo que ponían en el avión… menos mal que iba en primera y me daban gintonic gratis.

2003 – cuando menos te lo esperas (¡Y tanto!).
El papel: un joven conquistador de mujeres 20 años mayores que él.
El bochorno alcanza cotas inconmensurables y ya da algo más que vergüenza ajena… ya da grima cuando nos enteramos que ambos protagonistas se lían en la vida real durante la película.
Lo peor de todo es que ni así consigue que la gente se emocione. El feeling en pantalla es de 0 sobre 0.

Bueno no se, no me he enterado de mucho, he estado haciendo la lista de la compra mientras acababa la peli.

Hoy en día, suponemos que debió romper con su manager y su carrera carece de coherencia por completo.
Sus películas se mueven entre la acción y la comedia romántica, aunque en su favor diremos que hay una cosa que permanece, algo que le caracteriza y que le hace un actor único: