Archive for the ‘Regalos jabalina’ Category

Regalos jabalina 1.0

enero 8, 2007

Buenas majos.

Sentimos haberos mantenido en ascuas tanto tiempo. Acordamos permanecer agazapadas hasta que ese apestoso “espíritu de la navidad” se esfumase por completo. Y reaparecer cual ave fénix con la llegada de las rebajas, donde la verdadera naturaleza humana emerge de nuevo.

En nuestra ausencia, nuestros sagaces becarios han realizado un trabajo de investigación digno de Espejo Público y han dado por inaugurada una sección que nuestro blog estaba pidiendo a gritos, especialmente después de las navidades…

REGALOS JABALINA:
Dícese de aquellos que, al contrario que los regalos boomerang, deben ser lanzados con una fuerza extraordinaria, con la esperanza de no volverlos a ver en la vida.

1. El origen de los regalos boomerang:
En un despacho de esa gran factoría de ilusiones que es la fábrica de Tous, el matrimonio Tous parece preocupado (Los hechos que aquí se transcriben nada tienen que ver con el desagradable incidente vivido por la familia en fechas pasadas. De eso puede que hablemos otro día.)

Sus clónicas cabecitas no se encuentran tranquilas. Algo los perturba.

Tous Woman: Bueno, pues con estas esclavas de oro hemos terminado de ver la colección. Y no consigo quitarme ese regusto amargo de la boca… No sé, querido. Algo me dice que le falta algo…

Tous Man: Estoy de acuerdo. A esta colección le falta un nosequé, un queseyo… Eso que algunos llaman magia, duende…

TMan: Pues a ver cómo lo solucionamos. A estas aturas… No podemos parar las máquinas. Y cientos de personas en todo el mundo esperan impacientes su pequeña cajita estas fiestas.

TWoman: Es el fin. Viceroy arrasará el mercado ¡Tienen a Bisbal! ¿Ves? Justo la dosis de encanto y elegancia de la que adolece nuestra obra. Piensa, piensa…joder….

TMan: Ni yo mismo podría haberlo expresado mejor. Tranquila, creo que me acabas de dar una brillante idea. ¿Tienes lápiz y papel? Está a punto de nacer uno de los símbolos del próximo siglo.

La mezcla perfecta: la fusión de Cobi y Mickey Mouse.

Tan simple como el seis y el cuatro. Tan enigmático como una esfinge. Tan terrenal como los chinitos de la suerte.

La silueta llamada a sustituir a la de Hitchcock en el olimpo de las siluetas.


TWoman: ¡Qué gran obra del arte conceptual! ¡Qué expresividad! ¡Qué elegancia! Un oso tullido, sin hocico y con brazos humanos.

Esto sí que representa bien lo que somos, la filosofía de nuestra empresa. Adelante. Paren la producción. Quiero que ese oso aparezca en todo lo que salga por la puerta de esta empresa. ¡Y cuantos más quepan mejor! Que no de escatime en osos, por el amor de Dios.

Y esta es la bonita historia de cómo, desde ese momento, cada vez que un niño en cualquier lugar del mundo se tira un pedo, un complemento se transforma en oso. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.