Oficios deplorables: la estatua viviente

septiembre 5, 2007

¿Os acordáis del mimo? Si, aquel personaje que creía que trabajar consistía en ponerse un gorro y un traje negros y pintarse la cara de blanco… Aquel insoportable cruce entre un payaso (que gracias al mimo es tan solo el segundo oficio más abominable de la historia) y un deshollinador…

Sintiéndose rechazados por el público en general y tras aquel funesto anuncio de Ausonia, se vieron avocados a un exilio forzoso. Y allí han permanecido durante todos estos años:

Años en los que daba gloria pasear por las calles de España. Tiempos en los que uno podía bajar tranquilamente a comprar el pan, sin el miedo a ser sorprendido tras una esquina por un majadero que le amenace con hacer el paso del robot si no le da unas monedas.

¡Alto! No mueva ni un dedo o seré yo quien me mueva..

Pero algo les ha hecho ver la luz. Una pequeña fisura en el infranqueable muro que les separa del cariño del público. Una esperanza de volver a ser lo que fueron un día.

Una pareja de mimos -de riguroso incógnito, claro está- fue enviada en misión de alto riesgo a la FNAC, con el objetivo de hacerse con el último recopilatorio de Milikito, cuando, en mitad de la calle se toparon con él:

The answer my friend is blowing in the wind

Elhombrequeluchaporavanzarcontraelviento, un elemento casi tan fusionado con la geografía española como el Toro de Osborne.

“¿Pero que invento es ese?”-pensaron. “Nuestra brillante idea, expoliada”. Y sendas lágrimas de crayon negro se dibujaron en sus mejillas.

Pero los mimos supieron sacar una lectura positiva al plagio del que habían sido objeto. Volverían a las calles españolas a hacer lo que más les gusta en este mundo, NO HACER NADA. Si el público detestaba su uniforme, ellos le darían al público lo que querían ver. Y volvieron, convertidos en esa plaga tan bizarra como inútil que hoy en día inunda nuestras calles: las ESTATUAS VIVIENTES.

Si algo me ha quedado claro acerca de los preceptos que rigen la actividad de esta nueva corriente escultórico-delictiva es lo siguiente:

1. Da igual de qué te disfraces, lo único que importa es la textura que adquieras.

Ande yo crujiente….

Elhombredearcilla fue el primer ejemplar de esta new wave de estatuas que vi por la calle. Ese típico que te hace pensar “Hay que ver cómo se busca la vida la gente”, o que despierta los primeros “cómo mola”, en esa fase en que la novedad atrofia las partes del cerebro que rigen la utilidad práctica o el significado de lo que el ojo ve.

De acuerdo con que es más fácil estarse quieto cuando 5 cm. de arcilla se están cuarteando sobre tu epidermis, pero también es más dificil salir corriendo detrás del que se lleva la cesta del dinero. Y no creo que haya beneficios para la piel que compensen el calor que se debe de pasar ahí debajo. Elhombredearcilla merece todos los respetos de esta página.

No así su compañero de acera:

2. Otra cosa que todo aspirante a estatua viviente debe saber es que no importa de qué te disfraces, lo importante es que lo hagas de un solo color , del pelo a las botas, y que este no guarde absolutamente ninguna relación con el color lógico del asunto representado.

Vaquero-en-tonos-cobre lo tiene claro

El Rey Melchor meets El Rey Midas

3. La estatua viviente ya no es aquella anodina silueta de antaño. Ellas tienes ideas, ideas políticas. De izquierda, de derecha, da igual. Los símbolos ecuestres que la democracia se encargó de hacer desaparecer de nuestras calles podrían haber encontrado la manera de volver a recordarnos quién manda aquí.

Soldado.de.plomo.busca.armas.de.destrucción.masiva invita amablemente a los viandantes a visitar un conocido establecimiento de comida rápida.

4. Por último. aunque las estatuas vivientes forman un colectivo aconfesional, la religión está muy presente en sus manifestaciones.

La Virgen y el niño de Mattel, otro gran dogma de la fe cristiana.

La familia, esa Cruz.

agosto 29, 2007

Todo el mundo sabe que el enchufismo, por razones orgánicas, funciona siempre en vectores verticales. Es decir, son los padres los que ayudan a los hijos, tíos a sobrinos, abuelos a nietos, e incluso al contrario. Pero hay casos anómalos que casi nunca prosperan en los que esos vectores cruzan un vacío horizontal para darse de bruces contra una dura realidad: los hermanos no cuelan.

Ejemplo 1

Penélope y Mónica Cruz

Este caso patrio es recalcitrante a más no poder, y probablemente la nudosa mano de la matriarca de las Cruz esté detrás de todo esto, ya que amenazan con otro hermano más que dice que es cantante. Mónica, a la que cariñosamente apodan “Mono” por razones que se nos escapan, se nutre cual parásito simbionte de la no tan alargada sombra de su hermana, e intenta una y otra vez “ser actriz”. Lo ha intentado a saco, pasando sin pena ni gloria por UPA con esa interpretación que daba escalofríos, repite por activa y por pasiva que ha sido bailarina de Joaquín Cortés y ahora saca una colección en Mango con su hermana poniéndose a la misma altura de un pedestal que, sinceramente, le viene grande, por mucho que Pene no sea santo de nuestra devoción. Mono, bájate del árbol.


Mono: Tía, ¿seguro que estos pendientes no me hacen las orejas más grandes?

Pene: Que no, boba, que estás ideal.

Ejemplo 2

Los Corrs

En las afueras de Dundalk, Irlanda, hay un viejo granero donde Sharon, Caroline y Andrea se reunían a ensayar cuando se lo permitían sus actividades en la junta de bailes regionales, sus clases de gaélico y los novios de instituto. Pero una amenaza se cernía sobre la felicidad de estas tres hermanas. Una noche tormentosa en la que las chicas volvieron a casa empapadas, entre risas, la madre esperaba en la cocina con el ceño fruncido y malas noticias.

  • Vuestro hermano está arriba llorando.
  • Joder, mamá, pues que se busque la vida, no es culpa nuestra.
  • Os lo voy a decir una vez y una vez sola: al próximo ensayo os lleváis a Jim o no volvéis a ver un instrumento de cerca en vuestra vida.
  • ¡Pero es que somos un grupo de chicas, mamá! ¿No lo entiendes? Nuestro éxito depende de ello.
  • Ni éxito ni éxita. ¡Os lleváis a vuestro hermano y punto y coma!
  • ¡Pero si es que ni siquiera sabe tocar nada, es imbécil!
  • ¡Pues le ponéis a dar palos con un tambor! Y como oiga una palabra más, llamo a vuestro padre.

Para Sharon, Caroline y Andrea, aquella amenaza era más de lo que hubieran podido soportar. Aceptaron los términos y capitularon. Aquello echó por tierra la imagen de all-girls band que buscaban las chicas Corr pero no había otra. Y así nació el desequilibrio.

Ejemplo 4

Los hermanos Baldwin

Según el último recuento del National Institute of Statistics de Estados Unidos, los hermanos Baldwin ascienden ya a 432 y subiendo. Hay gente que se gana la vida recitando de memoria todos sus nombres en orden ascendente y descendente pero son pocos los que consiguen retener tal cantidad de información. Los hay gordos, altos, más atléticos, menos rubios, mejores actores, pero todos tienen un ligero aire desagradable que sugiere términos como “tocamientos, manos sudadas, pelotillas, esmegma” y demás. No se descuide: usted también podría ser un Baldwin. Es cuestión de estadística.

Ejemplo 3

Britney Spears, Lindsay Lohan, Paris Hilton, Jessica Simpson y sus pequeñas hermanas clónicas.

Cantante, actriz, presentadora, diseñadora, bailarina, modelo, lo que usted quiera, señora, nos las quitan de las manos. Las hermanas pequeñas de las celebrities están más de moda que las mascotas miniatura o los hijos adoptivos de ascendencia étnica. Y no, no tienen ningún valor en sí, pero cuanto más parecidas a su hermana mayor, mejor. No hay más que darles un fez y un par de platillos y ya tenemos un bonito mono de feria.


Segundas clones nunca fueron buenas.

Rough Disney

agosto 21, 2007

Ella, que fue la encargada de que el “color neutro” desapareciese para siempre del espectro visible.

Ella, que donde los demás veían simples siluetas, fue capaz de ver inagotables espacios donde dar rienda suelta a su frenesí creador.

Ella, que fue la que verdaderamente inventó una nueva forma de representar la realidad conocida, porque aquello del cubismo no se entendía nada y molan mucho más los corazones que los violines y las pipas.

Ella, que le dió una vuelta de tuerca a la expresión “color político”.

Que es abanderada de una noble causa, por la que lucha día a día, con cada una de sus obras:

La erradicación definitiva del concepto VERGÜENZA AJENA.

Ella, la ha vuelto a preparar.

Walt, es hora de enchufar el secador.

ln fashion

agosto 13, 2007

Pues si el asunto va de modernas, hablemos de modernas. Y no es la primera vez que lo hacemos, que conste, pero el hecho de que Alexis haya sacado el tema me recuerda mi particular guerra contra la que “esa gentuza” opina que es LA + MODERNA, vamos la super moderna, más que Sienna si cabe, más que el iphone, más que tú.

Háblemos de Chloé Sevigny (sí, otra vez, a ti que te importa), esta chica tiene el poder de irritarme mucho, no por su personalidad, por supuesto, porque no he tenido el gusto de tener con ella una amena charla sobre cine escandinavo, sino por su empeño o el de los medios en vendérnosla como si fuera monísima y la leche de lista, cuestión que me da que pensar porque cuando alguien pone tanto interés en hacerte creer algo es porque eso es exactamente de lo que carece. El asunto es bastante curioso, en la prensa escrita se dejan la piel en promocionar a esta chica como el referente de toda-adolescente-aspirante-a-algo-guay-en-la-vida pero acompañan esta sarta de estupideces pro-Chloé con una foto que cualquiera hubiera querido esconder debajo del sofá-cama, una contradicción en toda regla, de repente sientes curiosidad por esa muchacha que despierta tantas pasiones y cuando te dispones a sacar la libreta para apuntar todo lo que debes hacer para seguir sus pasos te topas con ésta foto:

Eeehhhh, un momento… ¿moderna? ¿MODERNA? ¿En qué año está tomada esta foto, perdón? Mirad, paso porque se hayan puesto los leggins de moda, pueden llegar a ser prácticos si vas sin depilar, incluso no me importa el revival del flúor, pero no me vengan ahora con que tenemos que vestirnos todos así, si esto es lo que hay que hacer yo pido la eutanasia, me niego a creer que ponerse el edredón shinny happy people encima sea una cosa interesante para ir a un estreno, a menos que sea una fiesta en honor a Alexis C., claro, o que intentes pasar de contrabando algún tipo de alijo dentro de esas mangas.

Y dale con los 80s muchacha, una vez puede llegar a ser un error, pero dos es terrorismo estético, ni Alaska ha seguido insistiendo con aquello a pesar de lo bien que le salió la década, además NO ES CÓMODO, NO MOLA NADA, Y SEGURO QUE CRUJE CUANDO CAMINAS.

Sigamos, esto es la premiére de Zodiac, peli en la que aparentemente hicieron un gran trabajo de caracterización afeando a Chloé, probablemente un meticuloso trabajo realizado por los mismos maquilladores que consiguieron que en Monster Charlize Theron fuera un callo, os explicaré el proceso: le pusieron unas gafas.

Debido al duro rodaje y a esta circunstancia, el día del estreno se puso mona, sofisticada, elegante;

ES DECIR, VOLVIÓ A PONERSE EL ENVOLTORIO DEL CHICLE.